ADMINISTRACIÓN DE RIESGOS, ANTICIPARSE A LO QUE PUEDE SALIR MAL EN UNA EMPRESA

December 13, 2016

 

A todos nos gustaría conocer el futuro, conocer que es lo que puede suceder para no caer en problemas y siempre lograr el éxito de lo que nos proponemos, sin embargo, esto es una utopía, esto nunca nos va a suceder, pero lo que sí podemos hacer es anticiparnos con acciones de prevención. Aunque esto pueda verse como algo no muy sencillo los empresarios pueden prevenir problemas.

 

Siempre, cuando iniciamos un nuevo proyecto o una nueva empresa, se recomienda conocer el “por qué” lo hacemos (misión) y el “para qué” lo hacemos (visión), y después establecemos los objetivos y las acciones que nos llevarán alcanzar nuestro producto final.

 

Al tener una reflexión a un alto nivel de la misión, visión y objetivos, es muy recomendable iniciar las acciones de prevención, con una auto pregunta, “¿Qué es lo que puede salir mal?”, al obtener estas respuestas podemos iniciar una lista con todo aquello que consideramos puede afectar el logro de nuestro proyecto o empresa, ahora bien estos son los “Riesgos” a los que nos vamos a enfrentar y buscamos que estos riesgos no se materialicen en nuestro proyecto o empresa, en este momento iniciamos la “administración de riesgos” con estas cuatro acciones con el acrónimo “META”:

  1. M – Mitigamos, establecemos actividades para disminuir el riesgo, ejemplo, revisión de facturas contra artículos vendidos, inventarios físicos, claves de accesos en equipo de cómputo, revisión de contratos de proveedores (descuentos, penalizaciones, tiempos de entrega), entre otros.

  2. E – Eliminamos, cuando nos damos cuenta que el riesgo es tan alto en su impacto financiero y que la  probabilidad de que suceda también es alta, es en este momento donde se toma la decisión de eliminar el procesos o acción que está provocando ese riesgo, ejemplo, ventas a crédito.

  3. T – Transferimos, en algunas ocasiones los riesgos podemos transferirlos a alguien más con mayor experiencia en ciertos procesos o actividades, por ejemplo, levantamiento de inventarios físicos, existen empresas que tienen toda la experiencia para realizarlos, así entonces al tercerizar (outsourcing) algún proceso nos ayuda a disminuir el riesgo.   

  4. A – Absorbemos, los riesgos son tan pequeños y de poco impacto que no vale la pena realizar acciones al respecto.

 

En resumen, podemos concluir que una de las mejores herramientas para los empresarios y ejecutivos es la prevención de lo que puede salir mal, y establecer acciones para que estos no se materialicen y se vea afectado el objetivo de su proyecto. Simplemente con la administración de riesgos empresariales, que sin duda es un tema amplio, pero buscamos sintetizar, a grandes rasgos, lo que se debe de reflexionar para establecer las acciones pertinentes para administrar los riesgos bajo el acrónimo de “META” y al final tener un portafolio de proyectos basados en la administración de riesgos.